EDUCACIÓN EMOCIONAL

EDUCACIÓN EMOCIONAL

La concentración es la capacidad para centrar voluntariamente la atención en una tarea o estímulo y al mismo tiempo bloquear otros estímulos que pudieran suponer una distracción. La concentración es fundamental para que el aprendizaje sea estable.

Acompañar a nuestros niños y niñas desde su más tierna infancia en el proceso madurativo emocional para dotarlos de herramientas que les permitan adquirir las habilidades necesarias para reconocer y gestionar sus emociones, establecer relaciones positivas, tomar decisiones responsables, manejar situaciones cada vez más complejas y preocuparse de su bienestar y del bienestar de los demás, serán objetivos fundamentales de nuestra acción educativa, tanto en el aula como en todos los espacios de convivencia del centro.


volver BACHILLERATO