AJEDREZ

El ajedrez favorece la memoria, la concentración y la creatividad. Además para jugar bien se precisa de capacidad de síntesis y organización, esfuerzo, de cierta lógica matemática, control emocional y capacidad para gestionar problemas. Algo muy importante es que, además de aprender a aceptar las normas, deberán aceptar también un resultado, por lo que gestionarán mejor la frustración.